¿CRÍQUET VS. FÚTBOL?

cricket

Cuando estuve en China me llamó la atención la cantidad de chinos que llevaban la camiseta del FC Barcelona y del Real Madrid. Del mismo modo, te paraban por la calle para decirte nombres de jugadores de los principales clubs de fútbol y además los pronunciaban a la perfección. Lo primero que pensé al ver el conocimiento que una cultura tan distinta a la nuestra tenía del fútbol fue que efectivamente el fútbol levanta pasiones. Sin embargo, ¿podemos decir lo mismo en India?

Actualmente el fútbol es el segundo deporte más practicado en India; sin embargo, el deporte rey es el críquet. Su importancia se remonta a la etapa colonial y se ha integrado en su cultura como herencia británica. Os contaré que cuando juega la selección nacional de críquet el país se paraliza. A modo de anécdota debéis tener en cuenta que en muchas oficinas hay televisión para poder ver los partidos de críquet más importantes. Del mismo modo, si un Directivo se encuentra reunido durante un partido su secretaria le irá pasando notitas con el resultado del mismo.

Como podéis comprobar todo gira en torno al críquet. Esta afirmación puede llevar a la conclusión de que el fútbol nunca llegará a ocupar un papel estelar en determinados países. Sin embargo, es importante ver el vaso medio lleno. Ya he comentado anteriormente que el fútbol es el segundo deporte más practicado en India. Con una población de unos 1300 millones de habitantes, ¿Os podéis hacer una idea de la cantidad de población enganchada a este deporte?

Este potencial ya lo han visto algunos equipos de fútbol y han decidido entrar en el mercado a través de las escuelas de fútbol. Personalmente, considero que es una estrategia perfecta sobre todo si las Escuelas van orientadas a ayudar a aquella población más desfavorecida. Del mismo modo, es la mejor forma de transmitir los valores y la cultura del Club. India es un país muy paternalista con lo que el hecho de que una empresa multinacional o un club de fútbol apueste por las regiones más desfavorecidas y por la población más pobre ayudará a crear una vinculación con la población india más duradera fundamentada en la confianza.

Esta confianza es clave para entablar relaciones duraderas. Debéis tener en cuenta que muchas empresas han conseguido entrar en el mercado hindú pero al final han tenido que abandonarlo por la desconfianza de la población y las instituciones gubernamentales. Cuanto más integrada esté una empresa o club en la sociedad hindú más fuerte será su relación. Para ello no sólo basta con integrarse a la perfección en la sociedad, sino que también se debe tener un extenso conocimiento de su cultura y tradiciones.

Las tres pasiones de los hindúes son: el críquet, las películas de Bollywood y la comida. Son muchos los que identifican Bollywood y su comida como el soft power de India. ¿Sabíais que la demanda de viajes a Barcelona se disparó a raíz del estreno de una película de Bollywood que transcurría en las calles del centro de Barcelona? Del mismo modo, los hindúes adoran a sus estrellas de cine.

Sin duda, el hecho de conseguir un nexo con el mundo del cine en India o incluso con el críquet puede ayudar a entrar en el mercado hindú. Puede resultar complicado pero de momento creo que la estrategia más viable es la de involucrarse en programas sociales para ayudar al desarrollo de las regiones y sectores más desfavorecidos de la sociedad hindú. A partir del momento en el que los hindúes perciban que el extranjero desea ayudarles y que su prioridad es entablar una relación duradera fundamentada en el respeto hacia su cultura y tradiciones se abrirán muchas puertas.

0