Una de las preguntas que más me han planteado es: ¿qué es eso del protocolo social? ¿Sirve para algo? No se me ocurre mejor forma de responder a esta cuestión que utilizando la definición de José Antonio de Urbina: El protocolo social es un “conjunto de costumbres, usos y reglas que, a tenor de los cambios en la sociedad, regulan el comportamiento y las relaciones humanas para mejorar la calidad y la eficacia de nuestra acción personal y, en último lugar, nuestra convivencia con los demás”.
Cuando organizáis una fiesta, invitáis a vuestros amigos, cuando entabláis una conversación o cuando os dirigís a vuestros jefes o amigos, incluso cuando os ponéis una indumentaria u otra estáis utilizando el protocolo social. Vuestro día a día está plagado de normas sociales. En la mayoría de casos estáis aplicando el protocolo social y lo hacéis de forma inconsciente. Se trata de todo un conjunto de normas, costumbres y tradiciones sociales que vais adquiriendo durante toda vuestra vida. La escuela, la familia, el trabajo, vuestras experiencias y el entorno en el que os movéis, todos estos factores irán configurando vuestro código social.

El objetivo de esta sección de mi blog es concienciaros de todas estas normas sociales y por qué no, ayudaros a adquirir nuevas pautas de comportamiento que pueden ayudaros a nivel social y profesional.